Helado de arroz con leche (de soja)

Un delicioso helado de consistencia muy cremosa y elegante presentación. (receta tomada de creativegan)

Ingredientes:

  • 250 g de arroz

  • 500 ml leche de soja

  • 1 ramita de canela

  • la piel de 1/2 limón

  • 8 cucharadas de azúcar

  • 1 cucharada de vainillina

  • 100 ml de nata de soja líquida para cocinar

  • sirope de chocolate

  • 8 frambuesas

  • 8 barquillos de chocolate (sin huevos ni lácteos)

Procedimiento:

Cocer el arroz 5 minutos en agua hirviendo. Sacar, escurrir y poner a cocer con la leche de soja, la vainillina, el azúcar, la canela y la piel de limón. Cuando rompa a hervir, bajar a fuego medio y cocer 15 minutos removiendo frecuentemente. Agregar la nata de soja y cocer 5 minutos más.
Retirar del fuego, quitar la piel de limón y la canela y batir bien con la batidora hasta que se forme una crema bastante espesa. Verter en moldes para helado o vasos y dejar en el congelador al menos 2 horas.
Servir con sirope de chocolate, las frambuesas y los barquillos de chocolate para acompañar.

Truco: para poder desmoldar mejor este helado, puedes untar ligeramente los moldes con margarina. Cuando los saques del congelador mete la punta de un cuchillo por el borde para quitar el vacío.

Mousse con frutas

 

Este es un postre muy elegante y sofisticado, que puedes utilizar para ocasiones especiales. Los ingredientes utilizados para el postre mismo con pocos, pero la decoración es parte sustancial de este plato, ya que le aporta colorido y notas frutales y chocolatadas muy hermosas. (Receta tomada de Chocoveggies)

Ingredientes:

  • Crema chantilly vegetal

  • Agar-agar en polvo (sustituto de la gelatina)

  • Pulpa de alguna fruta de su preferencia

  • Kiwi

  • frambuesas

  • naranja

  • adornos de chocolate vegano (opcional)

  • mermelada de frambuesa

  • hojas de menta

Procedimiento:

Hacer una mezcla con la crema chantilly (helada), la pulpa de la fruta de su preferencia y un poco de agar-agar disuelto en un poco de agua (es 6 veces más fuerte que la gelatina, así que un poco bastará, hasta que tome la consistencia de mousse). Colocar sobre un plato un molde circular metálico sin fondo (de los utilizados por los chefs) y colocar en los bordes láminas muy finas de kiwi. A continuación rellenar con la mezcal anterior y colocar a refrigerar hasta que endurezca. Desmoldar con cuidado y colocar sobre el mousse un par de frambuesas y en derredor un poco de mermelada de frambuesas. Decorar alrededor con hojitas de menta, adornos de chocolate, un gajo de naranja adornado con chocolate líquido, etc.