Picadillo de garbanzos y verduras de verano

 

 (Receta tomada de El Delantal Verde)

Ingredientes
400 gr garbanzos cocidos
2 tomates
1 pepino pequeño
1/2 cebolla
100 gr aceitunas negras
1 diente de ajo
1 cucharada pimentón dulce
1 cuchatadita pimienta negra
Vinagre o zumo de limón (opcional)
Aceite de oliva
Sal

Elaboración
Si no tienes los garbanzos cocidos de antemano, déja los granos secos en remojo la noche de antes, en un recipiente con agua. Al día siguiente escúrrelos y pon entonces agua a calentar y, cuando hierva, agrega los garbanzos secos y una cucharada de pimentón. Déjalos cocer aproximadamente una hora, o hasta que estén tiernos. A continuación, escúrrelos, deja enfriar y reserva para más tarde.
Mientras, corta a lo largo el pepino y después en finas rodajas. También trocea los tomates en dados peqeuños y pica la cebolla en juliana fina. Mezcla estas verduras con los garbanzos cocidos.
En un mortero, machaca el diente de ajo con un poco de sal, y añade el aceite, la pimienta y el vinagre o zumo de limón. Bate hasta conseguir una salsa homogénea.
En una ensaladera dispón la mezcla de hortalizas con los garbanzos, aliña bien con la salsa y añade las aceitunas negras.

Idea
Para las personas que andamos siempre con poco tiempo, pueden valer perfectamente los garbanzos que vienen ya cocidos en bote de cristal, sólo con agua y sal. Se enjuagan en abundante agua limpia, se escurren y listo para elaborar el plato.

Variación
Prueba a hacer esta receta con otra legumbre la próxima vez, y descubre un plato completamente distinto pero igual de delicioso, nutritivo y rico en proteínas vegetales: judías blancas, judías rojas, lentejas, garrafón… .

Lentejas con espárragos y ajos tiernos

 

 (Receta tomada de El Delantal Verde)

Ingredientes
400 gr lentejas cocidas
1 manojito de ajos tiernos
6 espárragos blancos
4 cucharadas de salsa de soja
Aceite de oliva
Agua
Sal

Elaboración
Lava y corta los ajos tiernos en trozos de unos 3 cm, y los espárragos por la mitad, reservando la parte superior, que es más blanda, para luego. El resto del espárrago, córtalo en trocitos y rehógalos en una olla con un chorrito de aceite, junto a los ajos. Cuando empiecen a dorarse, echa un poco de agua y déjalos cocer a fuego medio hasta que empiecen a estar blandos.
Añade las lentejas, la salsa de soja y una pizca de sal, y deja tapado a fuego lento unos 10-15 minutos, para que se tomen los sabores suavemente. Si fuera necesario, echa un poquito más de agua.
Mientras, en una sartén o plancha, dora con un poco de aceite las puntas de los espárragos.

Sirve las lentejas cuando hayan consumido practicamente todo el caldo, pero estén jugosas, bien calientes, y colocándoles las puntas de los espárragos fritas por encima.